|

¿Por qué necesitamos sal?

El porcentaje de agua en el cuerpo humano puede variar según la edad y el sexo.
Aproximadamente el 65% del peso corporal es agua, según numerosos estudios.
Pero este líquido corporal no es agua limpia. De hecho, es una solución de sales. Es por eso que necesitamos sal para vivir.

Los porcentajes de agua en nuestros órganos principales son:

  • El hígado, los riñones y el corazón tienen un 70% de agua.
  • En los músculos el 70% es agua.
  • En los pulmones el 85% es agua
  • El cerebro el 80% es agua
  • Y en la sangre el 80% es agua

 

Existe una tendencia a reducir la sal en los alimentos, pero, la necesidad de sal en nuestro cuerpo no se puede negar.

La sal marina del Mediterráneo proporciona a nuestro cuerpo dos minerales vitales como el sodio y el yodo.

Las células de nuestro cuerpo intercambian iones a través de las membranas celulares. El intercambio de esto iones ayuda a las células a manejar las diferentes funciones que necesitan realizar. Los iones provienen de las sales.

Las neuronas no pueden entregar ni recibir información sin el intercambio de iones. Una deficiencia de yodo puede conducir a varias enfermedades, como el bocio, y ralentizar el crecimiento mental de los niños.

Si la sal se consume en abundancia, entonces podría aumentar las posibilidades de retención de agua en nuestro cuerpo y también causar presión arterial alta.
Sin sodio y yodo muchas de nuestras funciones físicas se interrumpirán. El consumo moderado de sal nos ayuda a mantenernos en forma.

Sal baja en sodio del Mediterráneo nos ayuda a mantener a raya la presión arterial alta.

Las células del cuerpo intercambian iones a través de las membranas celulares. El intercambio de iones ayuda a las células a manejar las diferentes funciones que necesitan realizar.
Los iones provienen de las sales.
Las células nerviosas no pueden entregar ni recibir información sin el intercambio de iones.

El yodo se utiliza para hacer huesos y sintetizar proteínas en nuestro cuerpo.

Deficiencia de yodo puede conducir a varias enfermedades y atrofia el crecimiento mental de los niños. La sal es la principal fuente de yodo en nuestro cuerpo.